X
correr ayuno | Beneficios de correr en ayunas | ¿Es bueno correr en ayuno?

Beneficios de correr en ayunas | ¿Es bueno correr en ayuno?

Si quieres perder peso, la dieta es lo más importante. Pero el ejercicio sigue siendo un gran complemento que te ayudará a alcanzar tus metas más rápido. Una pregunta común que siempre nos hacen es que si es mejor entrenar en ayunas, correr con el estómago vacío o hacerlo con un desayuno previo.

Esta duda es muy común, sobre todo para aquellos que van a empezar a correr para adelgazar. Si tienen algunos kilos de más y quieren bajarlos lo más rápido posible. Otros prefieren correr con el estómago vacío para no cargar demasiado durante el entrenamiento.

Sea cual sea tu objetivo, hemos enumerado algunas ventajas y desventajas en este artículo y te ayudaremos a comprender si correr con el estómago vacío es malo para ti según los datos que nos han proporcionado los corredores.

De todos modos, siempre es bueno recordar que cada persona es única y tiene sus necesidades específicas. Para saber si debes o no correr con el estómago vacío durante el entreno, busca los servicios de un profesional que evalúe tu caso específicamente.

¿Qué significa correr en ayunas?

Antes de saber si correr en ayunas es malo o bueno para tu salud, ¿sabes realmente qué es correr en ayunas? ¿Quieres ser un corredor en ayunas?

Correr con el estómago vacío significa que tu última comida antes de correr fue la noche anterior, específicamente en la cena. Es cuando te levantas muy temprano por la mañana y solo bebes agua o una taza de café antes de correr. Pero no ingieres ningún alimentos que incremente tu índice glucémico antes del running.

¿Correr en ayunas es malo o bueno?

Hay varias preguntas con respecto a la carrera en ayunas; pero la respuesta a esta pregunta en específico es que principalmente depende de tu objetivo.

Revisa a continuación la información que te presentamos para saber si deberías o no correr por la mañana y en ayunas.

1) No mejora el rendimiento

Al contrario de lo que mucha gente pueda pensar, correr con el estómago vacío es malo para tu rendimiento. Según un estudio que evaluó la eficiencia de la carrera en ayunas, la ingesta de hidratos de carbono en el pre-entrenamiento provocó un aumento del VO2 máx, con una mejora del rendimiento y rendimiento.

Esto se debe a que el carbohidrato permite el mantenimiento de la glucosa en sangre, lo que preserva el glucógeno muscular y hepático, reduciendo la sensación de esfuerzo y disminuyendo la fatiga del centro nervioso motor cerebral.

De esta forma, fue posible percibir que correr en ayunas es malo para quien busca mejorar su tiempo en la carrera.

2) No perderás masa muscular y te ayuda a perder grasa

Un punto a favor del entrenamiento en ayunas es que le enseña a nuestro cuerpo a utilizar la grasa como combustible. Se utilizarán las reservas de glucógeno. Los que quieren adelgazar ya han empezado a dar saltos de felicidad, ¿verdad?

Pero tranquilo, esto no pasa de inmediato haciendo que pierdas esos kilitos de más que llevas en la cintura. Como tal, entrenar con el estómago vacío una o dos veces por semana puede ayudarte a acelerar la pérdida de grasa, siempre que mantengas un equilibrio calórico durante todo el día.

Con eso, correr con el estómago vacío no duele e incluso puede ayudarte a mantener un buen peso.

3) Los carbohidratos son importantes

Hay varias razones por las que nuestro cuerpo necesita carbohidratos y durante el ejercicio físico es aún más esencial. Los carbohidratos son la fuente de combustible preferida para nuestros músculos, ya que son fácilmente utilizados por ellos.

Además de ser una fuente rápida de energía, los carbohidratos también juegan un papel importante en la recuperación, la función inmunológica y las adaptaciones al entrenamiento . De hecho, la suplementación con carbohidratos tiene el respaldo científico más sólido para reducir el estrés y la inflamación posteriores al ejercicio y mejorar la inmunidad.

De esa manera, consumir carbohidratos antes y durante los entrenamientos puede hacer mucho bien a tu cuerpo.

Si quieres correr en ayunas te recomendamos lo siguiente

  • Dependiendo de tu nivel de condición física, corre solo en una rutina de 40 a 60 minutos.
  • Elige un entrenamiento de baja intensidad (una carrera que pueda tener velocidad baja, a un ritmo en el que puedas mantener una conversación).
  • Bebe un vaso de agua antes de empezar a correr.
  • Realiza una evaluación médica y nutricional antes de empezar a correr con el estómago vacío.
  • Cuenta con el seguimiento de un profesional de educación física y un nutricionista especializado.
  • Comienza la transición comiendo alimentos que tengan antioxidantes naturales, bajas calorías y un índice glucémico bajo antes y después del entrenamiento, un plátano puede ser una buena opción.

Entonces, ¿Correr en ayunas acelera la reducción de grasa?

¡Sí! Esta práctica moviliza más grasa como fuente de energía. Sin embargo, la respuesta no es tan simple… Muchas teorías sostienen que, al no comer, el cuerpo tendrá que movilizar grasa para realizar el ejercicio.

Sin embargo, esto sucede proporcionalmente, no de manera absoluta. Para decirlo mejor: al mismo tiempo que se utilizará más la grasa, ya que el cuerpo tiene escasez de otras formas de energía, esto puede reducir la capacidad del corredor para entrenar más tiempo y con más intensidad.

Es importante señalar que estamos hablando de casos en los que el entrenamiento dura más (más de 60 minutos).

¿Qué tipo de entrenamiento físico en ayunas es mejor?

Las actividades aeróbicas como correr, andar en bicicleta, caminar y nadar son las más adecuadas, ya que utilizan principalmente la grasa como fuente de energía.

No se recomiendan actividades de alta intensidad, ya que el principal “combustible” en este caso no son las grasas, sino los carbohidratos.

Con el tiempo, es posible que se aumente la intensidad, siempre que el practicante ya esté adaptado a entrenar o correr en ayunas. Para aquellos que buscan perder peso y les resulta fácil adaptarse, puede ser una buena estrategia.

¿Correr con el estómago vacío es malo para la salud?

Depende. Los corredores que realizan entrenamientos cortos, de hasta 60 minutos, y con intensidad controlada, no tendrán mayores problemas e incluso podrán mejorar su rendimiento.

Pasado ese tiempo, sin embargo, la condición deja de ser tan interesante, ya que el organismo necesita niveles adecuados de glucosa para mantener la actividad, por lo que no es posible quemar la grasa de manera tan eficiente.

No es raro que los corredores en ayunas se sientan enfermos después de un entrenamiento a intervalos , por ejemplo. Pero no es una relación directa, y puede ocurrir o no, dependiendo de la persona. Otro caso es en los días de mucho calor, donde también se agrava esta condición, ya que, con la pérdida de ciertas sales minerales, no basta con beber agua.

Por lo tanto, lo ideal para correr en ayunas son los entrenamientos de intensidad ligera a moderada, hasta 60 minutos, preferiblemente en un ambiente controlado (como una cinta de correr, por ejemplo), o intervalos más cortos, siempre que el corredor haga una adaptación gradual.

Una dieta ideal y equilibrada es mejor que el ayuno

Una dieta equilibrada es fundamental para mejorar el rendimiento en los entrenamientos y en la carrera. Al practicar actividad física, si no garantizas un buen aporte de nutrientes, el cuerpo empieza a eliminar masa muscular, no grasa, lo que puede perjudicar tu salud.

No se debe entrenar con el estómago vacío porque una dieta adecuada impide perder masa magra. Además, una comida equilibrada optimiza el entrenamiento y el bienestar general de las personas.

¿Qué pasa en tu cuerpo cuando ayunas?

Normalmente, durante el ayuno se produce una reducción de la glucosa en sangre, que envía el mensaje al organismo de que existe un déficit de hidratos de carbono. Así, el organismo comienza a prevenirse, evitando la extracción de glucosa de la sangre por parte de los tejidos. Si este proceso se repite demasiadas veces, existe el riesgo de que la glucosa en sangre se eleve, aumentando el riesgo de diabetes.

Otro problema que provoca el ejercicio físico en ayunas es la “falta de combustible” . Entrenar sin comida es como tratar de hacer funcionar un automóvil sin combustible. Esto puede causar hipoglucemia, haciendo que corras el riesgo de tener problemas como: malestar, desánimo, visión borrosa, cansancio e incluso desmayos durante la carrera o competición.

Para quien entrena al principio del día, el desayuno es indispensable. Esto se debe a que es en esta comida que el cuerpo repone las energías gastadas durante el sueño.

Sin embargo, desayunar bien no es sinónimo de comer mucho, sino de ingerir los nutrientes esenciales para un buen día de entrenamiento y demás tareas.

¿Qué alimentación debería tener un corredor?

Hay una serie de alimentos que contienen los nutrientes necesarios para proporcionar energía para el entrenamiento cuando vas a correr.

Los alimentos que son fuentes de carbohidratos y proteínas, como panes, pastas, leche y quesos bajos en grasa, frutas y jugos, son esenciales en la dieta de un deportista. Deben ingerirse desde dos horas hasta 30 minutos antes del entrenamiento, y nunca de forma exagerada.

Después de la actividad física, tu comida puede (y debe) ser más completa, ya que es en este momento cuando el cuerpo recupera los músculos del esfuerzo.

Para aquellos que realizan entrenamientos más largos y pesados, se recomienda reforzar el consumo de ciertos alimentos. En este caso, conviene aumentar la cantidad de hidratos de carbono, para tener la energía suficiente a la hora de correr.

Carrito de compra
Scroll to Top