X
agujetas espalda | Agujetas en la espalda: conoce las causas de este dolor de espalda

Agujetas en la espalda: conoce las causas de este dolor de espalda

En los primeros días en el gimnasio, una cosa es segura: el dolor muscular posterior al entrenamiento aparecerá y seguramente podrían hacerse presente en la parte superior de la espalda. Estos dolores musculares de aparición tardía, también llamados agujetas, afectan a la mayoría de la población que decide entrenar duro.

Las molestias estarán presentes hasta que nuestros cuerpos, y especialmente nuestros músculos, se acostumbren al nuevo estilo de vida; pero mientras, el dolor muscular posterior al entrenamiento puede ser un problema y hay que estar atentos a que no sea una lesión lo que tenemos.

¿El dolor de espalda, en la musculatura o en la columna vertebral es normal?

Si tienes dolor de espalda después de un entrenamiento, no debes entrar en pánico. Tener agujetas en dicha área es totalmente normal y no es señal de que algo ande mal.

Sin embargo es importante que estemos atentos a lesiones y conocer exactamente la causa de tu molestia. ¿Por qué sentimos dolor muscular después del entrenamiento y cómo aliviar el malestar?

Vamos a hablar sobre este tema para que las agujetas en la espalda no sean un problema para ti.

¿Por qué tenemos agujetas en la espalda y sentimos dolor muscular post entrenamiento?

El dolor muscular tardío o agujetas, puede aparecer durante o poco tiempo después del ejercicio, incluso suele aparecer 24 horas después del ejercicio, dificultando el movimiento y en ocasiones, causando rigidez en la musculatura.

El dolor muscular posterior al entrenamiento es causado por la aparición de micro-roturas musculares cuando hemos sometido a nuestro cuerpo a un entrenamiento fuera de lo normal; esto genera a su vez la acumulación de ácido láctico en los músculos; el esfuerzo y el dolor de espalda puede generarse ya sea por falta de entrenamiento o por someterla a un entrenamiento más intenso.

Como hemos dicho antes, los dolores musculares post-entrenamiento que tardan más en aparecer pueden estar asociados a microlesiones en los músculos.

Con el movimiento durante el ejercicio, las membranas de tejido de los músculos se rompen, por lo que se forma un proceso inflamatorio. Con esto, el dolor muscular también llamado agujetas, es solo una alerta del cuerpo.

Pero la buena noticia es que los músculos crean mecanismos de recuperación para reparar estas microlesiones. Con esto, el cuerpo aumenta la resistencia al ejercicio y las personas dejan de padecer molestias fuertes.

¿Cómo aliviar el dolor muscular de espalda, causado por agujetas?

Si el dolor de espalda llega incluso a sentirse hasta tu cuello, de tal forma que los tendones los sientes contraídos, entonces puedes aliviar un poco las molestias de la siguiente manera:

1. El hielo alivia el dolor: el hielo previene daños musculares más graves y acelera la cicatrización de microlesiones. Cuando experimentes cualquier tipo de dolor muscular posterior al entrenamiento, coloca hielo picado en una bolsa impermeable, envuelto en una toalla, sobre el área adolorida.

2. Después de refrescarte, calienta: después de aplicar hielo en la zona, nada como darse un baño caliente para relajar los músculos. Este cambio de temperatura puede actuar como una hidroterapia que viene muy bien para eliminar las agujetas de la espalda.

3. Masaje de relajación: el masaje después del ejercicio aumenta el flujo de sangre a los músculos de la espalda y acelera la eliminación de los químicos inflamatorios que producen dolor.

Estudios recientes dedicados a la salud de los músculos, han mostrado el efecto positivo del masaje. Primero, es importante hacer un masaje de las regiones por encima y por debajo del área dolorida, es decir por las vértebras superiores e inferiores de la espalda y luego el músculo.

5 Ejercicios para prevenir el dolor de espalda

Lo ideal es practicar algún tipo de actividad física, como musculación, pilates o deportiva, recordando practicar calentamientos y estiramientos. Pero hay algunos ejercicios que se pueden hacer en casa para proteger la columna y evitar el dolor. Entre ellos:

1. Plancha abdominal

Acostado boca abajo, apoya los antebrazos en el suelo con los brazos rectos para que formen un ángulo de 90 grados con los codos. Manteniendo las piernas juntas y rectas, con el apoyo en los dedos de los pies. Párate en la misma posición, con el cuerpo erguido y el abdomen contraído.

2. Estiramiento – Inclinación de la cabeza

Mantén los hombros alineados, las manos detrás de la cabeza y mira hacia arriba. Repite el mismo ejercicio, mirando hacia abajo, sintiendo el estiramiento en tu espalda.

3. Estiramiento – Inclinación hacia adelante

De pie con las piernas juntas, doble el cuerpo hacia adelante con las rodillas rectas. Si no puedes alcanzar el suelo con las manos, sostén detrás de las piernas.

4. Elevación pélvica

Tumbado boca arriba, los brazos estirados a los lados, los pies ligeramente separados con las plantas apoyadas en el suelo, las rodillas flexionadas. Con los abdominales y los glúteos contraídos, levanta las caderas hasta que formen una línea recta desde las rodillas hasta los hombros.

5. Pirámide con apoyo en el suelo

Abre las piernas, inclinando el cuerpo hacia adelante, con los brazos abiertos horizontalmente. Apoyar una mano en el suelo, centrada entre las dos piernas, girando el cuerpo hacia un lado y estirando la otra mano. Repita la posición para el otro lado.

Consejos para la prevención de agujetas

Para evitar que te duelan los músculos, debe seguir haciendo ejercicio con regularidad. Hacer ejercicio es el mejor remedio para el dolor muscular. Además, trata de estirar bien tus músculos y calienta tu cuerpo antes de entrenar.

Otro consejo sobre cómo prevenir el dolor muscular posterior al entrenamiento es comer un refrigerio saludable después del ejercicio. Elige alimentos ricos en carbohidratos y proteínas, como las carnes magras, que pueden ayudar a reparar los músculos y ayudar a reducir el dolor.

Además, habla con tu instructor para que la demanda muscular durante el ejercicio sea gradual. Permitir que los músculos se adapten a los nuevos movimientos debería ayudar a minimizar el dolor y la intensidad al tener agujetas en la espalda.

Carrito de compra
Scroll to Top